Panna Cotta monster de kiwi y frutos rojos

Comensales: 4

Tiempo: 30 mins

Dificultad: Baja

INGREDIENTES

Ingredientes

PREPARACIÓN

Comenzamos lavando los frutos rojos y reservamos. Ponemos las hojas de gelatina en un bol, añadimos agua hasta cubrirlas de sobra y dejamos que se hidraten entre 5 y 10 minutos mientras preparamos el resto de la receta. En un cazo ponemos la nata, el azúcar y la vaina de vainilla abierta o la ramita de canela si quieres aromatizarla (no es obligatorio). Ponemos el cazo a fuego medio-alto y esperamos hasta que casi llegue a ebullición, que será cuando empecemos a ver algunas burbujitas. En ese momento retiramos el cazo del fuego y quitamos la vaina o rama que incluimos antes. Escurrimos la gelatina simplemente cogiéndola con las manos y escurriéndola un poco para que suelte el agua y la añadimos al cazo. Removemos un poco la mezcla para que la gelatina se disuelva por completo. Pelamos el kiwi y con la ayuda de un cuchillo hacemos rodajas en plano para sacar los «ojos» verdes de nuestra Panna Cotta monster. Colocamos en cada uno de los moldes o cuenquitos una rodaja de kiwi en el fondo y echamos la mezcla en los moldes. Esperamos a que se enfríen a temperatura ambiente y después los introducimos en la nevera durante 4-5 horas para que se cuajen. Ese es el tiempo mínimo pero realmente pueden aguantar 3-4 días en la nevera sin problemas. Para acompañar trituramos el 80% de las frambuesas y arándanos y añadimos 3 cucharadas de queso de untar light para dar consistencia a la mezcla. Emplatamos cada Panna Cotta Monster colocándola en un plato retirándola del molde y añadiendo unas cucharadas del triturado de frutos rojos y unas cuantas frambuesas y arándanos sin triturar.

¡Listo para disfrutar!

CABECERA PANNA COTTA
No hay comentarios

Los sentimos, los comentarios están cerrados ahora mismo